Schönbrunn Palace, Vienna© Österreich Werbung, Photographer: Peter Burgstaller Destinos musicales

El Palacio Schönbrunn de Viena está repleto de historia y es mucho más de lo que parece. Con el paso de los siglos, la transformación arquitectónica del palacio ha convertido a este símbolo vienés en un lugar emblemático, con jardines frondosos y un parque de 1,2 kilómetros. Descubra la atmósfera festiva del lugar con una visita al palacio y concierto, con música de óperas de Mozart y Strauss en el Invernadero de Schönbrunn, donde las fiestas musicales tienen lugar desde el periodo de los Habsburgo. Lea estas diez informaciones sobre el Palacio de Schönbrunn antes de entrar a este impresionante lugar histórico:

  • Alrededor de tres millones de personas visitan el Palacio Schönbrunn cada año.
  • Wolfgang Amadeus Mozart actuó para María Teresa I de Austria en Schönbrunn en 1772.
  • Schönbrunn significa literalmente “fuente bonita”.
  • Uno de los símbolos del poder de los Habsburgo en Schönbrunn son las llamadas “Ruinas Romanas”, antiguamente conocidas como “Ruinas de Cartago”.
  • El invernadero (Orangerie), encargado por el emperador Francisco I en 1754, tiene 189 metros de largo y es el invernadero barroco más grande del mundo, seguido del invernadero de Versalles.
  • Concert at Schönbrunn's Orangerie © WKE/Image Vienna

    Concierto en la Orangerie de Schönbrunn © WKE/Image Vienna

     

  • Construido para mantener vivos en su interior árboles cítricos y otras plantas sensibles durante el invierno, la Orangerie de Schönbrunn se convirtió en una sala para festividades y eventos, sobre todo gracias a que era el único lugar del palacio que estaba climatizado.
  • Principalmente gracias a las contribuciones de María Teresa I de Austria, el palacio y el terreno de Schönbrunn han sobrevivido durante siglos como un ejemplo de arquitectura barroca intacta y de la Viena imperial, siendo Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1996.
  • Cuando la familia imperial dejó Schönbrunn después de la Primera Guerra Mundial, el personal del palacio conservó el derecho de quedarse allí, pero al poco tiempo el edificio resultó no ser práctico, ya que era muy difícil mantenerlo y calentarlo.

  • Otros planes después de la Primera Guerra Mundial dieron paso a abrir Schönbrunn como monumento y museo. A finales de los años 20, ya había masas de turistas visitando los apartamentos imperiales.
  • Tras la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas de la ocupación británica usaron parte de Schönbrunn como oficinas administrativas y los militares británicos hicieron desfiles y celebraciones en el terreno del palacio.

Resumiendo, marzo y abril son dos meses ideales para visitar los jardines, especialmente cuando las flores y plantas brotan con el clima primaveral. Pasee por el Gran Parterre, el espacio más grade en los jardines, y por los caminos que llevan al laberinto, las fuentes, el jardín botánico y a más lugares.

Concierto en la Orangerie de Schönbrunn © WKE/Image Vienna

Concierto en la Orangerie de Schönbrunn

 

Evoque cómo eran las festividades de antaño con un concierto en la Orangerie con cena, en el que la orquesta del Palacio de Schönbrunn interpreta música de óperas de Mozart y Strauss, junto con bailes y exquisitos manjares. Visite las habitaciones privadas del palacio y cene en el restaurante del palacio como hacían los reyes. Disfrute de los trajes barrocos de los bailarines, los cantantes y la orquesta conmemorando la historia para hacer las delicias del público asistente

 
Credits:Schönbrunn Palace, Vienna© Österreich Werbung, Photographer: Peter Burgstaller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *